dimarts, 13 d’octubre de 2009

José González + El Petit de Cal Eril, Luz de Gas, 12/octubre/2009.


Dale trigo que mañana canta

Lo siento, no podía empezar la crónica sin antes mencionar la anécdota: que mal momento para José González, tener que salir del escenario para escupir un pollo que le salió a media canción. La verdad es que si se lo hubiera tragado hubiera sido peor... ya imagino toda la gente: ahgs!. Anécdotas a parte, el músico sueco demostró que, todo y su desmesurada fama en relación al tipo de música que hace, es capaz de llenar un escenario con su voz y guitarra, y hipnotizar a un entregado público, que este pasado lunes 12 de octubre llenaba la sala Luz de Gas. El concierto fue creciendo progresivamente, repasando casi todos los temas de sus dos discos y dejando para el final "Teardrop" o "Cycling Trivialities" que sonarón inmensas, épicas. Para acabar con una sensacional versión, o cover, cómo lo llamamos ahora de “Smalltown Boy” de Bronski Beat. Acompañado intermitentemente por un percusionista y una fémina voz, el símbolo del moderniqueo, y mejor guitarrista no defraudó, y sus cuerdas vibraron, y nos hicieron vibrar. Emocionante y meticuloso.
No podemos pasar por alto el gran telonero de la noche, Joan Pons (“soc Joan Pons... i ja està”) Pensó un concierto condensado y lleno de temas que no le fallan nunca, mostró lo mejor de él.. Parte del público no lo conocía (guiris, modernotes catalans que segur que pensarien: “cullons, si aixó mola més que el Jose Gonzalez” però s’ho callen...) La resta del público estábamos allí porque la unión de Joan Pons y José González prometía una velada inolvidable, y lo fue.

2 comentaris:

  1. realment baja parell! jo vaig flipar amb la guitarra d'aquest suec. De totes maneres, penso que el que qui té una desmesurada fama són les porqueries que sonen per la ràdio i no gent com ells, no? el que passa és que el món va com va i quan algú que té qualitat i triomfa, ens sorprén. Què hi farem, però és així, penso.
    Tandebó el petit de cal Eril ompli ell solet les sales de concerts i ens pugui deleitar a més de mitja horeta de concert. A mi s'em va fer curt tant un com l'altre.
    Per cert, millor crítica aquesta que algunes que he llegit avegades en alguns diaris.
    Desmesurada fama la d'alguns crítics... mentre la gent que sap el que es diu treballa del que bonament pot.

    ResponElimina